Se ha publicado el reglamento (UE) 2018/2026 de la Comisión, de 19 de diciembre de 2018, que modifica el anexo IV del Reglamento (CE) n.° 1221/2009 del Parlamento Europeo y del Consejo, relativo a la participación voluntaria de organizaciones en un sistema comunitario de gestión y auditoría medioambientales (EMAS). El principal cambio que conlleva esta norma es la modificación de los requisitos de presentación de informes medioambientales.

¿Qué implica esta novedad legislativa?

Las organizaciones registradas en el EMAS están obligadas preparar o a actualizar una declaración medioambiental de conformidad con el anexo IV del Reglamento EMAS sobre una base anual. A excepción de las organizaciones pequeñas exentas en virtud del artículo 7 de dicho Reglamento, la declaración medioambiental o declaración medioambiental actualizada debe ser validada por un verificador medioambiental acreditado o autorizado como parte del procedimiento de verificación de dicha organización.