Para lograr mejorar la productividad en las empresas, el primer aspecto a tener en cuenta como fundamental es su correcta medición.  Son muchos los aspectos y áreas en las cuales repercute y tiene influencia la productividad. Por lo anterior, es importante considerar una serie de indicadores, en los que que la empresa deberá enfocarse con el fin de conocer su situación actual y en función de su progreso y  de sus resultados, establecer los cambios o mejoras que se requieran. 
La historia de la productividad comienza cuando se implementa por primera vez la producción. Los primeros productores daban un toque de control y administración a los recursos utilizados a como ellos los consideraban más eficiente para sus procesos. La terminología de productividad surge en el año 1776 cuando comenzaba a darse a conocer la economía como una ciencia. En 1883 fue el año en el que se le dio una definición más establecida: capacidad de producir igual al deseo que se tiene de producción.
Durante los años 90´s sucedió un cambio hacia la automatización tanto en los productos como en los servicios, lo cual modificó dramáticamente los costes de producción. Se sustituyó la mano de obra por maquinaria o tecnología. La productividad es un concepto relacionado con la Ingeniería de Organización Industrial, por tanto se vuelve un concepto de sistemas y procesos que tienen una gran variedad de aplicaciones, todo depende de la capacidad de las personas para ejecutarlos.
 
Por lo que, para mejorar la productividad en la organización recomendamos atender a los siguientes 10 puntos:
1. Investigar de la situación actual de la organización.
  • Debes conocer el funcionamiento de la empresa para determinar aquellas situaciones en las cuales se puede enfocar para aplicar la mejora productiva y aumentar la eficiencia de la empresa.
2. Identificar las áreas de oportunidad en la empresa.
  • Es fundamental identificar aquellas áreas de manera específica y ver los procesos más detalladamente en los cuales se puede aplicar alguna metodología de mejora productiva.
  • Este punto se puede llevar a cabo con la detección de los factores primarios (producto, producción), externos (proveedores, energía, capital) y factores de la organización (tecnología, equipo, fuerza laboral) , a medida que se busca las mejoras a realizar.
3. Planteamiento de objetivos.
  • Una vez que fueron localizadas las áreas que se van a trabajar, se plantean los objetivos con base en el enfoque productivo y al equipo de trabajo.
  • Estos objetivos deben ser medibles, coherentes, alcanzables y por supuesto, tener asociados a ellos una serie de pequeñas metas que al irse cumpliendo garanticen de este modo que el objetivo general se cumpla. De nos ser así, el incumplimiento de las metas, será el mejor indicador para entender que se deben realizar los ajustes necesarios para redireccionar los esfuerzos.  
4. Fijación de plazos.
  • Como todo proyecto, es indispensable realizar un estimado de tiempo.  Definir las fechas de realización y revisión son clave para alcanzar lo deseas, es decir, la conclusión exitosa de tu proyecto o de la actividad que estés ejecutando. 
5. Involucrar al equipo.
  • El equipo es parte primordial de la aplicación de la productividad en cualquier organización, la buena participación y el nivel de compromiso del personal es vital para el éxito del proyecto.
6. Evaluar la eficiencia productiva y las capacidades que se tengan con base en los indicadores planteados.
  • Se determina la medición de la productividad según el enfoque financiero, de procesos o de mano de obra.
  • Se identifican aquellos indicadores que ayudarán a medir los distintos factores importantes que se involucren en el enfoque al cual se está orientando el proyecto.
  • Se evalúan esos indicadores.
  • Se utilizan las distintas metodologías de mejoramiento.
7. Establece prioridades.
  • Aplica el principio de Pareto a tu trabajo. Este principio, aplicado a la productividad, establece que siempre habrá un 20% de tareas pendientes que serán capaces de generar el 80% de los resultados que realmente te importan. Identifica dichas tareas y concéntrate en ellas en primer lugar. 
8. Implementar cambios y mejoras.
  • Llevar a cabo la implementación de las distintas técnicas de mejoramiento, ya sea de modelo cualitativo, cuantitativo o financiero.
9. Revisar la mejora alcanzada.
  • Se hace un estudio nuevamente de la situación actual de la compañía por medio de la medición de los indicadores planteados al principio del plan, de está manera podemos actuar sobre aquellos indicadores en los que no se obtuvo el resultado esperado. 

10. Controlar la mejora.

  • Estar en constante supervisión y estudio del funcionamiento y comportamiento de los procesos de las distintas áreas de la organización. Es importante tener constante medición de los indicadores que la compañía haya realizado según sus necesidades y compararlos continuamente con las mediciones que se vayan obteniendo de manera que si se presenta alguna desviación se tomen las medidas correctoras al momento.
Etiquetas: