Los Sistemas de Gestión Ambiental son esquemas voluntarios, (ISO 14001 – EMAS) conformados por un conjunto de procesos cíclicos de planificación, implantación, revisión y mejora de los procedimientos y acciones que lleva a cabo una organización para realizar su actividad garantizando el cumplimiento de sus objetivos ambientales, así como la legislación vigente que le sea de aplicación. Dichos sistemas surgen de la necesidad de incorporar la gestión ambiental en el diario desarrollo y funcionamiento de la empresa, bien sea por exigencias internas o externas buscando controlar los aspectos ambientales de la empresa con el fin de optimizar los recursos y lograr de este modo minimizar los impactos negativos  hacia el entorno.
 

La mayoría de los sistemas de gestión ambiental están construidos bajo el modelo: "Planificar, Hacer, Comprobar y Actuar", lo que permite la mejora continua basada en:
 
  • Planificar, incluyendo los aspectos ambientales y estableciendo los objetivos y las metas a conseguir,
  • Hacer, implementando la formación y los controles operacionales necesarios,
  • Comprobar, obteniendo los resultados del seguimiento y corrigiendo las desviaciones observadas
  • Actuar, revisando el progreso obtenido y efectuando los cambios necesarios para la mejora del sistema.
 
¿Qué beneficios trae?
  • Minimización de los riesgos.
  • Seguridad con relación al cumplimiento de las regulaciones ambientales.
  • Seguridad con relación a las informaciones existentes en la empresa.
  • Minimización de la ocurrencia de accidentes y pasivos ambientales.
  • Minimización de los riesgos relacionados a los productos.
  • Identificación de los puntos vulnerables de la empresa.